Bruselas es España

Como el 9 de mayo es el día de Europa, voy a tratar de explicar porqué Bruselas, la capital de Europa, es también España, aunque parezca paradójico.  En efecto, Bruselas aparece como el ogro ese que va dando voces: «Mariano, suba los impuestos, recorte y me cruja a este y a este otro». Así traducen la legión de hermeneutas de la actualidad dos preguntas: ¿cuál va a ser su déficit y qué reformas está haciendo para reducirlo y crear empleo?

España acaba de presentar a «Bruselas» el Programa de Estabilidad y el Programa Nacional de Reformas con la respuesta a aquellas dos preguntas del ogro. Que las lleva formulando por cierto desde 1998 y 2005, respectivamente, a todos los miembros de la eurozona y no sólo a España porque nos tenga ojeriza.

Es decir, España cedió esta parte de su soberanía a «Bruselas», como había hecho ya antes con la política agrícola o la política aduanera, por propia voluntad, lo cual no quieren decir que hayan dejado de ser suyas. Lo que pasa es que están en un nivel de administración nuevo: el europeo, que culmina los niveles local, regional y nacional. Y en este nivel se juega un partido contra 400 millones de tíos dispuestos a defender con uñas y dientes sus intereses legítimos. A veces, da la sensación de que no queremos jugar ese partido.

Por ejemplo, no habrá este año ni un solo orador español en la European Business Summit, un acontecimiento anual que se celebra en Bruselas, en el que intervienen centenares de políticos de la UE, altos funcionarios, empresarios, think tanks, lobbies, etc. y se fraguan las ideas que harán avanzar Europa en una dirección u otra.

El Partido Popular de España en Bélgica abordó esta cuestión en una enmienda a la ponencia «Comprometidos con Europa», que se aprobó en el XVII Congreso Nacional del PP, celebrado en 2012: «España ha desertado de Europa. El primer paso para volver a Europa e influir es disponer de gente adecuada en los sitios clave. Para instalarse con resolución en Bruselas es preciso utilizar en igual medida, como se ha dicho, “el capital humano y la voluntad política”.» En esta línea se expresó, Antonio López-Istúriz, secretario general del PPE, líder consolidado del PP para Europa en unas recientes declaraciones a RTVE.

No olvidemos, pues, Bruselas es España y dar la batalla en Bruselas, es darla por España.

Anuncios

2 pensamientos en “Bruselas es España

  1. Querido Joaquín, me gusta tu explicación. Yo aún diría más, como Dupond (o Dupont): lo que hizo España en 1986 fue poner en común su soberanía con el resto de los Estados miembros de la entonces Comunidad, hoy Unión Europea. La decisiones de “Bruselas” son, en efecto también decisiones de “Madrid”. Creo que nos va a costar hacer entrar eso en las cabezas de los electores de aquí a las (muy) próximas elecciones europeas…
    Un abrazo,
    iñigo

    Me gusta

    • Hola Íñigo, me alegro saber de ti ¿Has vuelto a España? Lo de que las competencias transferidas son también nuestras es de cartilla de la UE, pero precisamente este es otro de los problemas: que pese a la importancia de las decisiones que se toman en Bruselas, la pedagogía sobre Europa que se hace en España es cero. Antes al contrario, se aprovecha la confusión para culpar a Europa de las chapuzas nacionales…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s